Comida Típica de Dinamarca: Platos, postres y bebidas.

La cocina danesa, con sus raíces profundamente plantadas en la historia y enriquecida por las influencias de los países nórdicos vecinos, ofrece un mosaico de sabores que reflejan tanto su pasado vikingo como sus innovaciones modernas. 

Dinamarca ha forjado su identidad culinaria en torno a lo que sus tierras y mares pueden ofrecer. Esta conexión intrínseca con la naturaleza ha llevado a los daneses a un uso innovador y respetuoso de los recursos disponibles, marcando el ritmo de las estaciones en su cocina. La importancia de los alimentos frescos, la simplicidad en la preparación y el amor por las tradiciones se entrelazan, ofreciendo a propios y extraños un vistazo a su rica herencia cultural a través de sus platos.

Ingredientes básicos de la cocina danesa

La despensa danesa es un reflejo de su entorno: costas que ofrecen una abundancia de pescados y mariscos; tierras agrícolas que proveen carnes, vegetales y frutas; y un clima que, aunque a veces desafiante, contribuye a la producción de algunos de los mejores lácteos del mundo.

Pescados y Mariscos

El mar rodea a Dinamarca, proporcionando una rica variedad de pescados y mariscos que son esenciales en la dieta danesa. El arenque, protagonista en muchos platos tradicionales, se disfruta especialmente en forma de «sild», marinado en diversas salsas. El salmón, ya sea fresco o como gravlax, curado en eneldo y azúcar, refleja la habilidad danesa para preservar alimentos.

Carnes

La carne de cerdo ocupa un lugar central, utilizada en platos como las frikadeller (albóndigas) y flæskesteg (asado de cerdo). La caza, incluyendo venado y faisán, también forma parte de las comidas especiales, demostrando el profundo respeto por los productos de la tierra.

Lácteos

Los lácteos daneses son incomparables, con mantequillas ricas y quesos variados que reflejan la calidad del pasto sobre el que pacen las vacas. El queso danés, como el Havarti, se disfruta tanto a nivel local como internacional.

Vegetales y Frutas

La cocina danesa transforma ingredientes humildes como la patata, la remolacha y las manzanas en acompañamientos y platos principales llenos de sabor. La temporada dicta la disponibilidad, fomentando la creatividad en la cocina.

Especias

Aunque la cocina danesa tradicionalmente se caracteriza por su simplicidad en el uso de especias. Hierbas como el eneldo, la alcaravea y el perejil juegan un papel crucial en la adición de sutiles matices de sabor a los platos.

Platos tradicionales de Dinamarca

La gastronomía danesa es un testimonio de la creatividad y el respeto por los ingredientes. Dos platos destacan por su importancia cultural y delicia culinaria: el Smørrebrød y las Frikadeller.

Smørrebrød

El smørrebrød, un abierto sándwich de pan de centeno, es emblemático de Dinamarca. La base de pan se cubre generosamente con una variedad de toppings, desde arenque marinado hasta huevo, camarones, o paté de hígado. Este plato demuestra la preferencia danesa por la simplicidad y la calidad, convirtiéndolo en un almuerzo favorito que refleja la estacionalidad y la innovación.

Frikadeller

Las Frikadeller son albóndigas danesas servidas tanto en eventos casuales como en celebraciones. Mezcladas con cebolla, leche y especias, estas albóndigas se fríen hasta alcanzar una perfección dorada. Representan la comida confort por excelencia en Dinamarca, ofreciendo calidez y satisfacción.

Æbleskiver

Los æbleskiver son una especie de panqueque en forma de bola, tradicionalmente servidos durante la temporada de Adviento y Navidad. Su nombre, que se traduce como «rebanadas de manzana», es un tanto engañoso, ya que hoy en día raramente contienen manzana. Preparados en una sartén especial que les da su forma esférica única, los æbleskiver son esponjosos por dentro y crujientes por fuera. Servidos con mermelada y azúcar en polvo, son un verdadero deleite invernal que invita a la convivencia y el hygge, el acogedor bienestar danés.

Gravlax

Gravlax, una especialidad de salmón curado, es un testimonio de las técnicas de conservación de alimentos de la región. El pescado, curado en sal, azúcar y eneldo, se deja fermentar ligeramente antes de ser consumido. Originalmente enterrado en la arena de la playa (de ahí su nombre, «grav» que significa «enterrar» en danés antiguo), hoy en día se prepara en refrigeración. Este método de curado suave realza el sabor del salmón, convirtiéndolo en un plato apreciado en mesas de fiesta y en el smørrebrød.

Sild (Arenque)

El arenque ocupa un lugar especial en el corazón de la cocina danesa. Conservado de múltiples maneras – marinado, curado, o en escabeche – el sild es un alimento básico en el smørrebrød y en las mesas festivas. Cada región de Dinamarca tiene su propia receta, reflejando la diversidad y riqueza de este plato simple pero profundamente tradicional.

Postres y Dulces Daneses

Después de explorar los robustos sabores de los platos principales daneses, es hora de sumergirse en el dulce mundo de los postres daneses, donde la tradición y el ingenio culinario se encuentran.

Kransekage

El kransekage es un pastel de torre hecho de anillos de mazapán, pegados entre sí con glaseado real. Es tradicionalmente servido en Año Nuevo y en celebraciones especiales como bodas y aniversarios. Este impresionante postre, no solo es un festín para el paladar con su dulzura almendrada, sino también para la vista, simbolizando buenos deseos para las ocasiones que celebra.

Risalamande

Risalamande, un postre de arroz con leche enriquecido con almendras y servido con salsa de cerezas, es un clásico de la Navidad danesa. Ocultar una única almendra entera en el postre es una tradición que trae consigo el derecho de reclamar un regalo sorpresa para quien la encuentre. Esta práctica añade un elemento de juego y anticipación a la cena navideña.

Wienerbrød

El wienerbrød, o «pan de Viena» danés, es mejor conocido internacionalmente como pastelería danesa. Esta hojaldre, crujiente y llena de mantequilla, puede estar rellena de crema pastelera, mermelada, o simplemente espolvoreada con azúcar. Aunque su nombre sugiere un origen austriaco, los daneses han adoptado y adaptado el wienerbrød, convirtiéndolo en un símbolo de su patrimonio pastelero.

Bebidas Tradicionales

La experiencia culinaria danesa no estaría completa sin mencionar sus bebidas tradicionales, que van desde destilados fuertes hasta cervezas artesanales y café.

Aquavit

El Aquavit es una bebida alcohólica destilada que proviene principalmente de Escandinavia. Su nombre deriva de las palabras latinas «aqua vitae», que significan «agua de la vida». Tradicionalmente, el Aquavit se produce a partir de patata o grano, el cual se destila y luego se aromatiza con una variedad de hierbas y especias. Los ingredientes más comunes utilizados para darle sabor incluyen el comino, el anís, el hinojo, el eneldo y el cardamomo, aunque la receta exacta varía considerablemente de una región a otra y entre distintos productores.

El Aquavit se suele consumir frío y a menudo se sirve en pequeñas copas durante comidas festivas, especialmente como acompañamiento de platos tradicionales escandinavos. Se considera un digestivo y se cree que ayuda a la digestión, especialmente de comidas ricas y grasosas. En algunos países escandinavos, es tradición cantar canciones de Aquavit, conocidas como «snapsvisa», antes de tomar un sorbo durante las celebraciones.

La producción de Aquavit data de los siglos 15 y 16, cuando se consideraba inicialmente un remedio para diversas enfermedades. A lo largo de los años, se ha convertido en una bebida esencial en las celebraciones culturales escandinavas, incluidas las comidas navideñas y otras festividades.

Existen dos tipos principales de Aquavit: el tipo claro, que es típico en Dinamarca y Suecia, y el tipo ambarino, que se encuentra principalmente en Noruega. El color ambarino del Aquavit noruego se debe a su envejecimiento en barriles de roble, que también le confiere un sabor más suave y redondo.

Cervezas Danesas

Dinamarca tiene una larga tradición cervecera, y marcas como Carlsberg y Tuborg son conocidas internacionalmente. Sin embargo, la escena de la cerveza artesanal ha florecido en años recientes, ofreciendo una amplia variedad de estilos y sabores que reflejan la innovación y la calidad danesa.

Hygge y Café

El café juega un papel importante en el concepto danés de hygge, o confort acogedor. Disfrutar de una taza de café, ya sea solo o acompañado, en casa o en uno de los muchos cafés acogedores de Dinamarca, es una práctica cotidiana que refleja la apreciación danesa por los momentos sencillos pero significativos de la vida.

La Nueva Cocina Danesa

La nueva cocina danesa ha capturado la atención del mundo culinario, redefiniendo la gastronomía nórdica con un enfoque en la innovación, sostenibilidad y el redescubrimiento de ingredientes locales. Este movimiento, simbolizado por el éxito internacional del restaurante Noma en Copenhague, ha puesto de relieve no solo la calidad y la diversidad de los productos daneses, sino también la creatividad de sus chefs.

Chefs Destacados

La figura del chef ha cobrado nueva relevancia en la cultura danesa, con muchos de ellos convirtiéndose en embajadores de la sostenibilidad y la innovación culinaria. Chefs como René Redzepi (Noma) o Rasmus Kofoed (Geranium) son reconocidos por su compromiso con la excelencia, la creatividad y el impacto positivo en la comunidad y el medio ambiente.

Restaurantes Famosos

Noma, bajo la dirección del chef René Redzepi, ha sido un pionero en este movimiento, reconocido varias veces como el mejor restaurante del mundo. Su enfoque en forrajeo, fermentación, y el uso innovador de productos nórdicos ha inspirado a una nueva generación de chefs y restaurantes en Dinamarca y más allá.

Otros restaurantes, como el Geranium también contribuyen al renombre de Copenhague como destino culinario de clase mundial.

Experiencias Gastronómicas en Dinamarca

Visitar Dinamarca ofrece la oportunidad de sumergirse en su rica cultura culinaria a través de una variedad de experiencias gastronómicas, desde mercados de alimentos hasta festivales y tours culinarios.

Mercados de Alimentos

Los mercados de alimentos, como Torvehallerne en Copenhague, ofrecen una visión de la diversidad y la calidad de los productos daneses. Estos espacios son ideales para degustar desde el tradicional smørrebrød hasta innovaciones de la nueva cocina danesa, además de ser un punto de encuentro entre productores locales, chefs y amantes de la comida.

Festivales de Comida y Eventos Gastronómicos

Dinamarca alberga numerosos festivales de comida y eventos gastronómicos a lo largo del año, celebrando todo, desde mariscos hasta cerveza artesanal. Estos eventos son una excelente manera de experimentar la comida danesa en un ambiente festivo y comunitario.

Tours Culinarios y Experiencias de Forrajeo

Para aquellos interesados en una experiencia culinaria más íntima, los tours culinarios y las experiencias de forrajeo ofrecen una perspectiva única sobre la gastronomía danesa. Estas actividades permiten a los visitantes aprender sobre la recolección sostenible de ingredientes y la preparación de platos con productos recolectados a mano.

Conclusión

La riqueza de la gastronomía danesa, desde sus raíces históricas hasta la innovación de la nueva cocina nórdica, refleja un profundo respeto por la naturaleza, la sostenibilidad y la creatividad culinaria. La cocina danesa es un espejo de la cultura y la identidad de Dinamarca, mostrando al mundo cómo la simplicidad de los ingredientes, combinada con técnicas tradicionales e innovadoras, puede crear una experiencia gastronómica única y memorable.

A través de platos tradicionales llenos de historia y postres que endulzan la vida, hasta la revolucionaria nueva cocina danesa que ha capturado la atención mundial, Dinamarca ofrece un viaje culinario que es tanto un homenaje a su pasado como una audaz incursión en el futuro de la gastronomía global. Este viaje gastronómico no solo enriquece el paladar sino que también invita a reflexionar sobre cómo la comida puede ser una expresión profunda de la cultura, la comunidad y el cuidado del entorno que nos rodea.